Evitemos los medicamentos adulterados

04 - Septiembre - 2014

A pesar de sucesivas campañas de información y control realizadas por las autoridades de Salud, la venta de medicamentos vencidos y adulterados continúa siendo un grave problema en el Perú. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), nuestro país ocupa el cuarto lugar en falsificación de fármacos a nivel global y el primero en América Latina.

Si bien no existe un cálculo del crecimiento de esta actividad, se estima que un 10% del mercado farmacéutico nacional está ocupado por medicamentos adulterados. Lima es la ciudad donde se comercializan los mayores volúmenes, pero la venta de estos productos ilícitos también alcanza a localidades del interior.

Tratándose de un problema complejo, la solución comporta un conjunto de acciones coordinadas que contemplen mayor firmeza en los operativos así como sanciones drásticas a quienes estén involucrados en estas actividades. Sin embargo, tal como destaca Manuel Mayorga, decano de nuestra Facultad de Ciencias de la Salud, una tarea prioritaria para detener la comercialización de fármacos adulterados es: la educación.

Si los ciudadanos se informan adecuadamente sobre los riesgos derivados del consumo de estos productos,  hará que caída la demanda de estos productos.

Una ampliación de la propuesta de nuestro decano en la nota líneas arriba.